El miércoles llegaron a Jaca los 15 jóvenes jaqueses que han participado en el mes de julio en la segunda parte del acuerdo entre el Club Hielo Jaca y Vermont Academy, en USA. El pasado mes de octubre, quince deportistas de entre 15 y 18 años de Vermont Academy, una institución educativa fundada en 1876 que tiene su sede al sur del Estado de Vermont, en la frontera con Canadá, estuvieron en Jaca alojados en casas de familias de la ciudad. Y ahora los jaqueses han devuelto la visita en un viaje que comenzó el pasado 8 de julio y que ha supuesto una experiencia «increíble, sobre todo para los chavales», tal y como ha explicado Javier Casaus, entrenador del Club Hielo Jaca y acompañante.

«La gente de ahí es muy agradable, acogedora y hospitalaria», asegura. Once de los jóvenes han estado hospedados en la Academia de Vermont, excepto los últimos 10 días, que se alojaron en la casa de una de las familias cuyo hijo estuvo en Jaca el año pasado. «Fue el chico que estuvo en mi casa y la familia se empeñó en que fuéramos mi hijo y yo, pero al decirles que tenía que hacerme cargo de todos los chicos, me dijeron que fuéramos todos, y ahí pasamos los últimos 10 días, casi a coste cero, porque se ocuparon de todo», subraya el acompañante. Los otros 4 chavales jaqueses estuvieron en sus casas de acogida estadounidenses, «pero el resto de las familias, a las que les hubieran gustado que fueran los de Jaca, quedaban muy lejos de la Academia».

 

Los 21 días que han estado en los Estados Unidos han podido conocer una cultura y costumbres diferentes a las que están acostumbrado, han convivido con gente de otros países en la Academia y han conocido lugares como Boston o Nueva York. «En la Academia hemos conocido a gente de Chile, Canadá, Estados Unidos, Canadá y China», subraya. Por las mañanas tenían clases de inglés, de todos los niveles, «pero eran divertidas, y por las tardes había otras clases, como fotografía», todo en inglés. Esto les ha permitido mejorar el idioma. En lo deportivo, «más que entrenamientos, se practicaban deportes más tipo hobby y colectivos».

Por otro lado, la Academia de Vermont les llevó a conocer ciudades como Boston o Nueva York, «fue increíble, porque además íbamos con guías». Y los últimos 10 días se hospedaron en casa de una de las familias que participó en el intercambio, y que se encontraba a unas dos horas y media en coche. «Estuvo muy bien, porque esos últimos días no había actividades en la Academia e igual nos hubiéramos aburrido, aunque ya nos dijeron que nos hubieran organizado algo». Eso les permitió asistir a partidos de hockey, y pudieron certificar que el nivel de ahí es «altísimo», comparado con el español.

«Hemos vuelto encantados con esta experiencia, no podía imaginar que pudiera ser así, ha sido un viaje espectacular en el que hemos conocido otra cultura, gente nueva», subraya Casaus. Los chavales «tardarán en olvidar esta experiencia y animo a las instituciones, al propio club y a la gente de Jaca a que se vuelva a repetir esta experiencia porque es muy grata para todos».

Gracias a este acuerdo, logrado por la anterior Junta Directiva del Club Hielo Jaca, presidida por Eric Bastide, han viajado 11 jugadores y jugadoras del Club Hielo Jaca y 4 del Club Baloncesto Jaca, de entre 14 y 17 años.